Peinados y maquillajes de novia según el tipo de rostro

Peinados y maquillajes de novia según el tipo de rostro

¿Te casas pronto y no sabes qué peinado y maquillaje elegir para tu gran día? No te preocupes, en este artículo te vamos a dar algunos consejos para que puedas lucir radiante y favorecida según la forma de tu rostro.

Existen diferentes tipos de rostro, y cada uno tiene sus características y rasgos que lo hacen único. Por eso, es importante que conozcas cuál es el tuyo y qué peinados y maquillajes te quedan mejor. Así podrás resaltar tus puntos fuertes y disimular los que menos te gustan.

¿Cómo saber qué tipo de rostro tengo?

Para saber qué tipo de rostro tienes, puedes seguir estos pasos:

  • Recoge tu cabello hacia atrás y mírate al espejo.
  • Con un lápiz labial o un rotulador, dibuja el contorno de tu cara en el espejo, siguiendo la línea de tu frente, tus pómulos, tu mandíbula y tu barbilla.
  • Compara el dibujo con las formas geométricas básicas: círculo, óvalo, cuadrado, rectángulo, triángulo, triángulo invertido y diamante.
  • Elige la forma que más se parezca a la de tu rostro.

Peinados y maquillajes para cada tipo de rostro

Una vez que hayas identificado tu tipo de rostro, puedes seguir estas recomendaciones para elegir el peinado y el maquillaje más adecuados para ti.

Rostro redondo

Si tu rostro tiene forma de círculo, con la misma altura que anchura y sin ángulos marcados, lo que te conviene es crear un efecto de alargamiento y definición.

  • Peinados: Opta por peinados con volumen en la parte superior de la cabeza, como coletas altas, moños despeinados o semirrecogidos con flequillo lateral. Evita los peinados muy pegados al rostro o los que cubren las orejas. También puedes dejar algunos mechones sueltos para enmarcar tu cara.
  • Maquillajes: Aplica una base de maquillaje del mismo tono que tu piel y difumina bien los bordes. Usa un corrector más claro para iluminar el centro de la frente, el puente de la nariz, el arco de cupido y el mentón. Aplica un polvo bronceador o un rubor en las sienes, los pómulos y la mandíbula para crear sombras y definir tus rasgos. Para los ojos, usa sombras claras y brillantes en el párpado móvil y sombras oscuras y mates en la cuenca. Delinea tus ojos con un trazo ascendente y aplica máscara de pestañas. Para los labios, usa colores vivos y gloss para dar volumen.
Entrada Relacionada:   Cómo Elegir los Padrinos de Boda y Evitar Errores Comunes

Rostro ovalado

Si tu rostro tiene forma de óvalo, con una altura mayor que la anchura y unas proporciones equilibradas, estás enhorabuena, pues se considera el tipo de rostro más armonioso y versátil.

  • Peinados: Puedes elegir el peinado que más te guste, pues casi todos te quedarán bien. Desde melenas sueltas con ondas o rizos, hasta recogidos bajos o altos con o sin accesorios. Lo único que debes evitar son los peinados muy tirantes o los flequillos rectos que acorten tu rostro.
  • Maquillajes: Aplica una base de maquillaje del mismo tono que tu piel y difumina bien los bordes. Usa un corrector más claro para iluminar el centro de la frente, el puente de la nariz, el arco de cupido y el mentón. Aplica un polvo bronceador o un rubor en las sienes y los pómulos para dar calidez a tu rostro. Para los ojos, puedes jugar con diferentes colores y formas, desde sombras neutras hasta ahumados intensos. Delinea tus ojos según la forma que quieras darles y aplica máscara de pestañas. Para los labios, usa el color que más te favorezca según tu tono de piel y cabello.

Rostro cuadrado

Si tu rostro tiene forma de cuadrado, con la frente y la mandíbula anchas y angulosas, lo que te favorece es suavizar los rasgos y crear un efecto de redondez.

  • Peinados: Elige peinados con volumen y movimiento, como melenas con ondas o rizos, recogidos con mechones sueltos o trenzas deshechas. Evita los peinados muy lisos o los que dejan la frente al descubierto. También puedes usar flequillos largos y desfilados para disimular la anchura de la frente.
  • Maquillajes: Aplica una base de maquillaje del mismo tono que tu piel y difumina bien los bordes. Usa un corrector más claro para iluminar el centro de la frente, el puente de la nariz, el arco de cupido y el mentón. Aplica un polvo bronceador o un rubor en las sienes, los pómulos y la mandíbula para crear sombras y redondear tu rostro. Para los ojos, usa sombras claras y brillantes en el párpado móvil y sombras oscuras y mates en la cuenca. Delinea tus ojos con un trazo curvo y aplica máscara de pestañas. Para los labios, usa colores suaves y cremosos para dar volumen.
Entrada Relacionada:   Damas de honor

Rostro rectangular

Si tu rostro tiene forma de rectángulo, con una altura mayor que la anchura y unos rasgos alargados, lo que te conviene es crear un efecto de acortamiento y anchura.

  • Peinados: Opta por peinados con volumen en los laterales de la cabeza, como melenas con ondas o rizos, recogidos bajos o medios con mechones sueltos o flequillos rectos o diagonales. Evita los peinados muy altos o los que dejan la frente al descubierto. También puedes usar accesorios como diademas o tiaras para romper la verticalidad del rostro.
  • Maquillajes: Aplica una base de maquillaje del mismo tono que tu piel y difumina bien los bordes. Usa un corrector más claro para iluminar el centro de la frente, el puente de la nariz, el arco de cupido y el mentón. Aplica un polvo bronceador o un rubor en las sienes, los pómulos y la mandíbula para crear sombras y acortar tu rostro. Para los ojos, usa sombras claras y brillantes en el párpado móvil y sombras oscuras y mates en el extremo externo. Delinea tus ojos con un trazo grueso y aplica máscara de pestañas. Para los labios, usa colores intensos y mates para dar protagonismo.

Rostro triangular

Si tu rostro tiene forma de triángulo, con una frente estrecha y una mandíbula ancha y prominente, lo que te favorece es crear un efecto de equilibrio y simetría.

  • Peinados: Elige peinados con volumen en la parte superior de la cabeza, como coletas altas, moños altos o semirecogidos con flequillo recto o diagonal. Evita los peinados muy pegados al rostro o los que acentúan la mandíbula. También puedes dejar algunos mechones sueltos para enmarcar tu cara.
  • Maquillajes: Aplica una base de maquillaje del mismo tono que tu piel y difumina bien los bordes. Usa un corrector más claro para iluminar el centro de la frente, el puente de la nariz, el arco de cupido y el mentón. Aplica un polvo bronceador o un rubor en las sienes y los pómulos para crear sombras y ensanchar tu rostro. Para los ojos, usa sombras claras y brillantes en el párpado móvil y sombras oscuras y mates en el extremo externo. Delinea tus ojos con un trazo ascendente y aplica máscara de pestañas. Para los labios, usa colores neutros y gloss para dar volumen.
Entrada Relacionada:   Ideas de botanas para fiestas de bodas: cómo sorprender a tus invitados

El triángulo Rostro invertido

Si tu rostro tiene forma de triángulo invertido, con una frente ancha y una mandíbula estrecha y puntiaguda, lo que te conviene es crear un efecto de armonía y proporción.

  • Peinados: Prefiere peinados con volumen en los laterales de la cabeza, como melenas con ondas o rizos, recogidos bajos o medios con mechones sueltos o diademas con flores. Evita los peinados muy altos o los que dejan la frente al descubierto. También puedes usar flequillos largos y desfilados para disimular la anchura de la frente.
  • Maquillajes: Aplica una base de maquillaje del mismo tono que tu piel y difumina bien los bordes. Usa un corrector más claro para iluminar el centro de la frente, el puente de la nariz, el arco de cupido y el mentón. Aplica un polvo bronceador o un rubor en las sienes y los pómulos para crear sombras y equilibrar tu rostro. Para los ojos, usa sombras claras y brillantes en el párpado móvil y sombras oscuras y mates en el extremo externo. Delinea tus ojos con un trazo fino y aplica máscara de pestañas. Para los labios, usa colores rosados y gloss para dar volumen.

Con estos consejos, esperamos que puedas encontrar el peinado y el maquillaje de novia que más te favorezca según tu tipo de rostro. Recuerda que lo más importante es que te sientas cómoda y segura de ti misma en tu día especial.

Si te pareció de utilidad comparte con tus amigas este post.

¡Te deseamos mucha felicidad!

Contenido

Bodas