Saltar al contenido

Ramo de novia

Ramo de novia
Si hay algo que definirá tu look nupcial serán los complementos que añadas a tu vestido, y uno de los más observados el día de la boda es el ramo de flores, el complemento por excelencia de las novias, el que todas llevan. Lo que diferencia una boda de otra son los detalles, aquellos que la hacen especial, que crean un ambiente sofisticado y elegante en el que cualquier mujer desearía celebrar su boda.

Ramo de novia

Por ello, te recomendamos que te tomes el tiempo necesario para elegir cuál será tu ramo de novia. Existen innumerables combinaciones de flores y multitud de colores para crear un ramo maravilloso del que todos los invitados hablarán. Las flores aportan vida, magia y mucho amor, por eso se utilizan en las bodas, no sólo en el ramo de novia sino también como decoración de las mesas, las sillas, el lugar de celebración e incluso la ceremonia. Y si quieres darle un toque de distinción, la tendencia de los ramos de novia vintage es una gran opción.

Ramos de novia elegantes

Un accesorio como este debe ir perfectamente con tu look nupcial y formar un conjunto perfecto. Por eso es muy importante saber combinar bien el ramo con el vestido de novia en estilo, corte y forma. Uno de los estilos que siempre triunfa y que cada año sigue estando presente entre las novias, es el estilo vintage que se lleva tanto en los vestidos como en los complementos y los ramos de novia no iban a ser menos. Colores pastel, sencillos y sofisticados a los que puedes añadir algunos detalles como perlas o incluso joyas antiguas para darle un aspecto más antiguo.

Y no sólo será un complemento más, sino el principal accesorio en el que todos se fijarán a la entrada de la ceremonia o que todos los invitados querrán coger cuando lo lances. Además, puedes crear uno pequeño para cada una de tus amigas igual que el tuyo, ¡será un detalle muy especial!

¿Cuál es el origen de los ramos de novia?

Como la mayoría de las tradiciones, el ramo de novia no tiene un origen claramente definido, pero la teoría más extendida indica que ya en el Antiguo Egipto las novias, el día de su boda, llevaban manojos de hierbas con fuertes aromas con el objetivo de alejar a los malos espíritus.

Esta tradición se mantuvo, pero con el tiempo las hierbas fueron sustituidas por flores. No hay una razón clara para este cambio. Algunos dicen que fue por motivos estéticos pero otra leyenda dice que en la Edad Media las novias llevaban flores el día de su boda para ocultar el mal olor corporal porque en esa época los baños no eran muy comunes y después del invierno el primer baño se tomaba en el mes de mayo, por lo que la mayoría de los matrimonios se celebraban entre mayo y junio. Pero con el paso de los días el olor corporal acababa volviendo y el ramo de novia lo disimulaba.

El ramo de novia llegó a Europa en el siglo XIX. Se llamaba “Biedermeier” y su principal característica era su forma circular.

A finales de este siglo se impuso lo ostentoso y los ramos de novia crecieron en tamaño, pero a principios del siglo XX una gran crisis mundial acabó con la ostentación y los ramos volvieron a un estilo más sencillo, el llamado “gota” que seguimos utilizando hoy en día.

Durante la época victoriana se creó “el lenguaje de las flores”, cada flor tenía un significado y los novios las utilizaban para intercambiar mensajes de amor. Esto llevó a las novias a elegir su ramo de novia en función del mensaje de amor que querían expresar.

Hoy en día las novias eligen sus ramos de novia siguiendo motivos estéticos y gustos personales.

Vídeos de Ramo de novia