Saltar al contenido

Decoraciones para boda

Decoraciones para boda
Cuando se prepara una fiesta de la magnitud de una boda, siempre es bueno consultar varias opiniones para conseguir la decoración más acertada.

Decoraciones para boda

A la hora de planificar nuestra boda, la decoración puede ser una tarea que nos lleve mucho tiempo. La decoración se compone de detalles y debemos prestar atención a todos ellos, si lo que buscamos es una boda perfecta. Primero hay que elegir el estilo de la boda, si queremos una boda tradicional, original, moderna o elegante. Siguiente paso: elegir los colores.

Estilos

Existe una gran variedad de posibilidades para decorar una boda. Incluso puedes usar tu imaginación y crear una decoración única y especial. No hay reglas, ya que es un momento muy personal en el que sólo los novios tienen la palabra. Para inspirarte, te damos muchas sugerencias.

Moderno o tradicional

Algo que debes tener en cuenta antes de empezar a comprar cosas, es el tipo de boda que quieres hacer y si quieres que sea una boda tradicional o moderna. En las bodas tradicionales el vestido debe ser largo y si puedes, debes llevar velo. En las bodas que no son tan tradicionales, puedes llevar un vestido corto e incluso puede ser de diferentes colores.

Rústico

Lo más importante para elegir el estilo y la decoración, es que te caracterice, y que disfrutes de este momento.

Retro

El estilo retro se caracteriza por ser muy romántico, por lo que tienes que tener en cuenta todos los detalles a la hora de decorar tu boda. Para el pasillo por el que pasarás antes de ser ya una persona casada, puedes elegir flores con tonos pastel para los bancos que se colocarán en esa zona.

Entrada Relacionada:   Flores para decorar

Bodas temáticas

Hoy en día, todo el mundo quiere que su boda sea única y original y muchos optan por crear bodas temáticas. Las novias pasan meses buscando un vestido original, una vajilla original y muchos de los elementos de la boda son detalles personales a los que ponen mucho cariño.

No todas las novias del mundo suelen casarse con vestidos larguísimos y enormes velos mientras el novio las espera románticamente en el altar. Con el paso del tiempo, las costumbres se pierden, o más bien se cambian por otras nuevas, convirtiendo las antiguas costumbres en algo mucho más moderno.

Este tipo de bodas son perfectas para los novios que quieren dar un toque diferente a su fiesta y hacer que sus invitados pasen un día inolvidable. Con el paso del tiempo, las bodas temáticas han ido ganando popularidad y eso hace que cada vez más personas se animen a realizarlas.

En las bodas temáticas, los novios tienen una lista de preferencias que quieren que se lleven a cabo en su boda, como que todos los invitados masculinos deben llevar gafas de sol y todas las mujeres un paraguas antiguo.

Muchos novios van mucho más allá y preparan bodas realmente extravagantes, inspiradas en los años 20, o incluso al más puro estilo futurista. Otros novios han querido ir mucho más allá y se atreven con una boda zombie.

El color

Otra de las decisiones que tenemos que tomar a la hora de elegir la decoración de una boda es el color. Normalmente, cuando decimos bodas pensamos en el blanco, sin embargo, es algo que estaba olvidado y cada vez son más los novios que añaden un toque de color diferente.

Entrada Relacionada:   Escotes de vestidos

Hay muchas formas de añadir color a una boda, ya sea en los complementos de la novia, las flores de la ceremonia, el vestido de las damas de honor o la tarta. Las posibilidades son infinitas y, sin duda, añadir color puede convertirla en una boda única. Mezclar colores y texturas es una de las opciones más populares.

Los tonos de rosa o azul claro son algunos de los más populares esta temporada. Estos colores pueden colocarse en accesorios decorativos.

Los colores lilas, grises y burdeos son otra de las tendencias más populares para esta temporada, tanto que también dan vida a banquetes alegres.

Una decoración monocromática suele simplificar las cosas. Pocos notarán también si el pétalo de la flor es de un clavel o un crisantemo en lugar de una rosa. El uso de un bonito mantel rosa pálido, acompañado de servilletas y flores, puede parecer más potente y sustancioso que una mesa multicolor.