Saltar al contenido

Requisitos para casarse por la iglesia

Requisitos para casarse por la iglesia
Casarse no es tan fácil como decir “sí, quiero”. Antes de ese momento hay que hacer algunos preparativos, incluidas algunas formalidades legales que debe conocer. Las cosas cambian dependiendo de si te casas por la iglesia o por lo civil.

Requisitos para casarse por la iglesia

Lo primero es elegir una fecha para la boda. Es mejor hacerlo con antelación (un año o incluso más) para evitar que la iglesia donde quieres casarte ya esté ocupada y tengas que buscar otra.

Una vez acordada la fecha, para casarse en nuestro país hay que solicitar el expediente matrimonial, que confirma que no hay nada que se oponga al matrimonio. Este expediente se puede solicitar en la parroquia en la que esté empadronado uno de los novios (la que le corresponda a cualquiera de ellos según su domicilio).

Si piensan casarse en una iglesia donde ninguno de los dos está inscrito, tendrán que solicitar el traslado del expediente una vez que lo tengan.

Para solicitar el expediente matrimonial, cada novio debe presentar los siguientes documentos

  • Partida de bautismo; se solicita en la iglesia donde se celebró el bautismo, o en el obispado.
  • Certificado de nacimiento; se solicita en el Registro Civil de la ciudad donde se ha nacido.
  • Certificado de empadronamiento histórico (recoge todos los lugares en los que has estado empadronado).
  • Libro de familia de los padres. Es habitual pedir una fotocopia de la página en la que está inscrito el novio.
  • Certificado del curso prematrimonial; un curso que se realiza en la parroquia en la que uno de los novios está empadronado y en el que el sacerdote imparte charlas de preparación para la vida en pareja.
  • Fotocopia del DNI.
  • Además de los papeles, al solicitar el expediente hay que presentar dos testigos. Estos testigos deben cumplir tres requisitos: ser mayores de edad, conocer a los novios y no ser familiares de ninguno de ellos.
Entrada Relacionada:   Padrinos para boda

Además, si uno de los contrayentes es viudo, necesitarás el certificado de ese matrimonio y el de defunción del cónyuge. Y si uno de los dos se ha vuelto a casar, necesitará el certificado de nulidad matrimonial (si se casó por la iglesia) o el certificado de matrimonio civil y la sentencia de divorcio (si se casó por lo civil).