Saltar al contenido

Damas de honor

Damas de honor
Damas de honor
La dama de honor es una de las personas más importantes en una boda. Por eso, si has sido elegida para desempeñar este importante papel, ya sea sola o acompañada, debes saber todo lo que se espera de ti.

Damas de honor

Si es la primera vez que vas a ser dama de honor en una boda, es muy posible que tengas algunas dudas sobre las tareas que tendrás que realizar. ¿Te preguntas para qué sirven las damas de honor? ¿O qué hacen las damas de honor en una boda? Sus funciones son muchas y variadas. Además de decidir qué peinado de novia llevar, aportar algunas ideas originales para las bodas y ayudar a la protagonista del día a elegir diferentes elementos del día B, como los detalles de la boda, por ejemplo, también seréis un pilar fundamental cuando la novia necesite apoyo moral durante todos los preparativos de la boda. ¡Y serás su mano derecha en el día B! Descubre las principales tareas de las damas de honor en una boda.

Ayudar en los preparativos

¿Qué hacen las damas de honor? Antes del mágico día de la boda, las damas de honor ayudan a la novia en diferentes tareas de organización del enlace. Si sois un grupo -la opción más habitual hoy en día-, intentad reuniros y decidir de qué se encargará cada una. Es muy práctico crear un grupo de Whatsapp para que todas estéis informadas de lo que se está preparando. Si crees que tienes habilidades especiales en un tema concreto, ofrécete para encargarte de él. Por ejemplo, si sabes mucho de música o conoces diferentes grupos que pueden tocar en directo el día B, puedes ayudar a la novia a elaborar la lista de canciones románticas para bodas, sugerir los nombres de los grupos que conoces o incluso coordinar la música en directo. Si lo tuyo son las flores, puedes hablar con el florista para encargar las composiciones que formarán parte de las ideas de decoración de la boda y, al mismo tiempo, buscar sugerencias en el catálogo de ramos de novia para presentarle las opciones que crees que pueden gustarle más. Sea cual sea tu papel, recuerda que la que se va a casar es tu familiar o amiga, por lo que ella tendrá la última palabra a la hora de elegir. No olvides que el papel de la dama de honor no incluye la toma de decisiones.

Entrada Relacionada:   Peinados fáciles cabello corto

Ayuda en la elección del vestido de novia y de las damas de honor

Elegir el modelo perfecto para lucir en el gran día en el altar es uno de los momentos más especiales y emocionantes durante la planificación de la boda. No cabe duda de que la protagonista del día agradece el apoyo de sus damas de honor en una decisión tan importante.

En cuanto a los vestidos de las damas de honor, es algo que debéis discutir entre vosotras y con la novia. Podéis optar por llevar un modelo idéntico o, lo más práctico y lo que es habitual hoy en día, elegir el mismo color o estampado todas juntas y dejar que cada dama de honor elija el vestido de fiesta que más le convenga. Así podréis distinguiros del resto de las invitadas y, al mismo tiempo, ser fieles a vuestra personalidad y esencia. Puede ser un vestido de fiesta azul, rojo, verde, floreado…. ¿Te imaginas lo divertido que será ir a ver todas las opciones posibles juntas en las tiendas de vestidos de fiesta? ¡Será un momento mágico!

Preparar la despedida de soltera

Otra de las funciones de las damas de honor es la de encargarse de organizar la despedida de soltera. Sin duda, esta es una de las tareas más divertidas de todas. Siempre priorizando los gustos y la personalidad de la novia, habrá que decidir qué tipo de despedida de soltera se hará (una noche, un día entero, un fin de semana…) y qué actividades compartiréis todas juntas: relax en un spa, deportes de aventura, scape room, paseo en limusina, cena y baile, etc. Las damas de honor también se encargarán de contactar con otros familiares, amigos y compañeros de trabajo y coordinar lugares, horarios, precios…

Entrada Relacionada:   Pasteles de boda

Ser la mano derecha de la novia en el gran día

Tan importante como ayudar a la novia con todos los preparativos en la medida de lo posible, es hacerlo también el día de la boda. Esto se puede hacer de muchas maneras diferentes. Dando la bienvenida a los invitados, repartiendo los cucuruchos con arroz, pétalos de flores o confeti, repartiendo los pañuelos para las lágrimas de felicidad, abanicos, gafas de sol o cualquier otro regalo que los novios hayan elegido como detalle original para la boda. También acompañando a la novia mientras se prepara, ayudándola a vestirse, asegurándose de que el velo o la cola se ajustan a ella en todo momento, sosteniendo el ramo de novia natural durante la sesión de fotos… ¡El papel de la dama de honor en una boda es muy variado!

Dar un discurso conmovedor

Las damas de honor también pueden pronunciar un emotivo discurso, tanto durante la ceremonia civil como durante el banquete. Al ser un miembro de la familia o una amiga muy cercana de la novia, la conocen perfectamente, lo que puede inspirarlas a la hora de explicar anécdotas divertidas, emotivas, conmovedoras…

Entre las funciones de una dama de honor también está la de animar a todos los presentes a bailar en cuanto suenen los primeros acordes de las canciones de boda elegidas. Así se “romperá el hielo” y los invitados no tardarán en llenar la pista de baile. Y, sobre todo, no te olvides de colocarte en primera fila cuando se reparta el ramo de novia: ¡seguro que una de vosotras es la afortunada en recibirlo!

Entrada Relacionada:   Programa de boda

Vídeos de Damas de honor