Saltar al contenido

Fotos en pareja

Fotos en pareja
La fotografía de pareja es un tipo de fotografía de retrato que consiste en fotografiar a una pareja romántica, captando la complicidad emocional que une a estas dos personas.

Generalmente la fotografía de parejas es practicada principalmente por los fotógrafos de bodas, aunque no sólo los fotógrafos de bodas están interesados en ella. Obviamente es una parte inherente a su trabajo, ya que las sesiones de preboda o postboda suelen estar incluidas en muchos de los paquetes que ofrecen.

Fotos en pareja

Esto es muy importante en cualquier tipo de sesión fotográfica. Si conoces muy bien a los novios, es relativamente fácil elegir el lugar perfecto (aunque siempre dependerá de otras cosas, como el clima).

Localización para una sesión de fotos de pareja

Generalmente los entornos de naturaleza dan muy buen resultado, aunque los paisajes urbanos también pueden dar mucho juego a la hora de hacer fotos de pareja. Todo depende de vuestras personalidades y preferencias personales.

Elegir el vestuario para la sesión de fotos de pareja

Conseguir que lleven el vestuario perfecto siempre va a ser un acierto.

Lo he puesto después de la localización porque hay que tratar de adecuar el vestuario y los complementos al ambiente en el que se harán las fotos. Por eso nunca está de más ir a la localización previamente.

Puedes intentar utilizar las diferentes armonías de color para elegir las mejores combinaciones entre los colores de la ropa y los colores del lugar donde vas a fotografiarlas.

No te fijes sólo en los colores de la ropa, sino también en el tipo de ropa que llevan. Por supuesto, y si el lugar lo requiere, puedes incluso fotografiarlos sin ropa.

Entrada Relacionada:   Trenzas con cabello suelto

Como ves, lo importante es adecuar el vestuario al entorno en el que se encuentran.

Por otro lado, te recomiendo que siempre lleves ropa extra en una mochila (por si acaso). Evidentemente, la sesión se hará con un solo traje, pero puede haber alguna novedad en la composición que no se esperaba y que puede requerir un cambio de ropa.

Como recomendación, el blanco y negro nunca falla.

Ideas para una sesión de fotos en pareja

Te recomiendo que intentes hacer todo tipo de fotos, tratando de variar las diferentes tomas posibles, porque si no acabarás haciendo siempre lo mismo.

Cuando estés cansado de los planos generales o el fondo no sea todo lo atractivo que debería, puedes utilizar planos de detalle e íntimos.

Como ves, tienes que tener recursos para todo tipo de situaciones.

No te centres sólo en hacerles fotos diciéndoles que posen. Aprovecha cuando estén caminando de un sitio a otro, o simplemente cuando no sepan que tienes la cámara en la mano. Un truco es utilizar la pantalla abatible y sujetar la cámara a la altura de la cintura para que no sepan que estás haciendo fotos en ese mismo momento.

Cegados por el amor

La tradición dice que el novio no puede ver a la novia con su vestido antes de la boda. Así que una foto diferente puede ser la de la novia detrás del novio cubriendo los ojos de éste justo antes de la gran revelación. También puede ser la foto inicial que da paso al resto de la historia.

Siguiendo la tradición, también puedes hacer una foto del primer encuentro entre los novios el día de la boda. Es esencial capturar la primera mirada del novio a la novia con su vestido de novia. Si la pareja está de acuerdo, esta foto puede hacerse en privado antes de la ceremonia.

Entrada Relacionada:   Evangelio bodas

Tumbados en la hierba

Si queremos un ambiente divertido, una foto de los novios tumbados en la hierba con las cabezas juntas, mirando en direcciones opuestas es perfecta. Si la pareja cierra los ojos tiene un toque más dulce y romántico.

Momento relajado

Si la pareja consigue olvidarse de la sesión de fotos por un momento y simplemente se sientan juntos, con el novio apoyando su brazo en la rodilla de su chica, o estirando los pies delante de ambos. Al cabo de un rato, seguro que se abstraen del mundo y se centran en sí mismos charlando, compartiendo confidencias y acariciándose. Es el momento ideal para capturar ese momento íntimo y relajado.

Enamorados bajo la lluvia

¿Llueve a cántaros en tu boda? No hay problema. Utiliza el tiempo a tu favor consiguiendo una foto única. Por ejemplo, la novia entrando en la iglesia rodeada de paraguas, foto tomada desde arriba. Otra foto diferente es la de los novios corriendo bajo la lluvia, recién casados, cubiertos con la chaqueta del novio.

Entre besos y risas

Una vez que los novios dejan de lado los nervios de la sesión de fotos y se sienten a gusto y se besan ajenos al mundo que les rodea. Es un momento perfecto para capturar y si tiene un tono divertido entre bromas y risas mucho mejor. Si buscamos un ambiente más íntimo, se puede colocar el velo de la novia sobre la pareja para conseguir un efecto más romántico.