Saltar al contenido

Objetos azules

Objetos azules
Llevar una prenda como el liguero azul para las novias, lanzar arroz a la salida de la iglesia o que el novio no pueda ver a la novia antes de la boda son algunas de las tradiciones nupciales que nunca pasan de moda. Aquí te contamos por qué algunas de estas costumbres tan arraigadas tienen un bonito trasfondo supersticioso.

Llevar algo prestado, algo viejo, algo nuevo y algo azul son cuatro de las costumbres más seguidas por las novias.

Objetos azules

“El color azul simboliza la fidelidad que se dará la pareja, así como el amor y la pureza”.

Algo nuevo, algo viejo, algo prestado y algo azul.

Lo nuevo representa la prosperidad, el futuro, las situaciones diferentes y frescas que viviréis como pareja. Es la suerte que os acompaña desde el primer día de vuestra nueva vida. De las cuatro tradiciones es la más fácil de cumplir, ya que como novia llevarás muchas cosas nuevas, adquiridas ex profeso para el gran día.

La costumbre de llevar algo antiguo es una de las más bonitas, ya que representa tus orígenes. Es el símbolo de una etapa vital, con cuyos protagonistas seguirás teniendo una conexión a lo largo de tu matrimonio. Significa la continuidad del pasado en el futuro: tu familia, tus amigos, tu vida pasada. Puede utilizar alguna pertenencia con valor sentimental o familiar.

Lo prestado representa una amistad de larga duración y la confianza que existe entre el que da y el que recibe. También puede significar la buena fortuna, la felicidad y la prosperidad de la que goza el dador. En un acto de generosidad, esa persona cercana e íntima te regala simbólicamente estas bendiciones para atraerlas a tu vida futura junto a tu pareja.

Entrada Relacionada:   Burbujas para boda

El color azul, que puedes utilizar en un pequeño detalle, simboliza la fidelidad que se dará la pareja, así como el amor y la pureza. Este concepto tiene su origen en Israel, donde las novias llevan este color en una cinta, que forma parte del vestido, como símbolo de su fidelidad.

Todas ellas son virtudes muy deseables, ya que son la base de un matrimonio feliz.

Los accesorios

El ramo, las joyas y los zapatos se prestan perfectamente a ser utilizados como símbolos de la costumbre. Lo más tradicional es llevar un lazo azul en la liga. Pero también se pueden llevar unos bonitos zapatos de novia azules que cumplen perfectamente con la tradición. Del mismo modo, el ramo puede llevar el mango o algunas de las flores de este color. Pedir prestado es igualmente fácil: unos pendientes, un perfume muy especial o un bonito pañuelo de encaje servirán. Pero recuerda que todo lo que tomes prestado debe ser devuelto.

Lo nuevo es, probablemente, lo que más tendrás, ya que, aunque el vestido sea alquilado, otras cosas serán nuevas, como los mencionados zapatos o el ramo de novia. Un hermoso velo antiguo o un tocado que llevó tu abuela en su boda pueden completar tu atuendo nupcial. Un collar que se tenga en alta estima en la familia puede tener un gran poder simbólico en la ceremonia y en el matrimonio.

Pero lo antiguo no tiene por qué haber pertenecido a otra persona. Puedes utilizar algo que tengas desde hace tiempo, como un abanico o unos guantes.

El arreglo personal

Además del vestido y los accesorios, puedes utilizar los elementos de aseo personal para cumplir con la tradición. Un perfume especial con un aroma fresco o un esmalte de uñas de color nacarado también pueden ser prestados por alguien de tu entorno con el que tengas una buena relación. Incluso hay quien utiliza el perfume de su pareja.

Entrada Relacionada:   Frascos de vidrio decorados

Para algo más antiguo puedes utilizar ese pintalabios con el que te sientes especialmente guapa y cómoda. Otros artículos de maquillaje como la base, el corrector, el colorete, el delineador, la sombra de ojos y los polvos compactos pueden ser viejos, nuevos o prestados.

También puedes utilizar un broche para sujetar y adornar tu precioso peinado: es perfecto para pedirlo prestado a tu mejor amiga.

La ropa

Lo más habitual es que el vestido de novia sea nuevo (aunque es cierto que cada vez más novias optan por alquilar o utilizar los vestidos de sus madres con algunas adaptaciones).

Si encargas tu vestido de novia a medida, puedes incorporar algunos elementos antiguos o azules para tu vestido de novia. La pedrería, los broches, el encaje, los botones forrados o los volantes de tul son elementos que contribuirán a tu elegancia en la ceremonia. Acuérdate de llevarlos a la modista para comprobar que combinan con el resto del vestido.

Vídeos de