Saltar al contenido

Arras de boda

Arras de boda
La tradición de intercambiar las arras durante la ceremonia simboliza la prosperidad y los bienes que la pareja compartirá a partir de ese momento. ¿Quiere saber más sobre ellas? Te desvelamos todos los secretos de estas 13 monedas. ¿Preparado?

Arras de boda

Elegir el vestido de novia es sin duda uno de los momentos más emocionantes de tu vida. Como lo serán los diferentes preparativos de la boda, entre los que se encuentra regalar unos prácticos recuerdos de boda para todos tus seres queridos, hacer una variada lista de reproducción con las canciones de boda que no pueden faltar en los diferentes momentos del gran día y encontrar las arras que intercambiaréis en el altar, tras la entrega de las alianzas. Pero, ¿para qué sirven, cuál es su significado? Descubre todos sus secretos a continuación.

¿Cuál es su origen?


En el pasado, las alianzas se consideraban una garantía de matrimonio, ya que si se rompía la promesa de fidelidad, se perdían. Esta costumbre se desarrolló a partir de la tradición de regalar unas arras, que significaban “promesa”. En esencia, representaban el compromiso del novio y su capacidad para atender las necesidades materiales de la pareja. Esta tradición fue recogida por Roma y, en España, se introdujo en la ceremonia matrimonial durante la Edad Media.

Significado de las arras


En realidad, su significado ha cambiado con el tiempo. Al principio se consideraban una garantía del matrimonio. Más tarde fueron la representación del vínculo entre los novios. Y a veces era el pago que hacía la familia del novio a la de la novia si ésta era virgen en la boda.

En la antigüedad, los matrimonios en los que no se presentaban las arras no se consideraban válidos, ya que formaban parte de la dote. Durante la Edad Media, una de las diferencias entre el matrimonio y el concubinato se establecía precisamente por la presencia de las arras nupciales.

Entrada Relacionada:   Tutoriales de peinados

Las arras matrimoniales: ¿Qué representan hoy en día?


El intercambio de arras matrimoniales simboliza que en vuestra unión como pareja actuaréis como un equipo en materia económica, os cuidaréis mutuamente y lo compartiréis todo. Son un símbolo de que el dinero no será un problema y que siempre habrá bienes comunes, por pequeños que sean.

¿Cuántas arras hay?


La tradición nos dice que hay 13 monedas, 12 de oro y una de platino, todas del mismo tamaño. Según el rito mozárabe, las trece arras representan los bienes repartidos en los doce meses del año y una más -que en la antigüedad era de bronce- para repartir entre los pobres. Otras teorías aseguran que el número 13, el de menor valor, significa que no todo será felicidad y que las dificultades también tendrán que ser compartidas.

Muchos novios innovan y, en lugar de las arras, llevan otro tipo de monedas que signifiquen algo para ellos. De la misma manera que hay múltiples opciones de zapatos de color para completar el traje de novia o hay decenas de flores para elegir en el catálogo de ramos de novia, también hay muchas alternativas para las arras. Así, pueden ser monedas de curso legal con baño de oro o plata, moneda extranjera, monedas antiguas… Seguro que en la joyería a la que vayas a elegir tus alianzas encontrarás monedas de diferentes estilos con símbolos eclesiásticos o incluso frases de compromiso con la unión de la pareja. ¿Más opciones? Pide monedas con la fecha de la boda y vuestros nombres y apellidos.

Materiales para las arras de boda


Las arras que encontrarás hoy en día suelen ser de oro, plata o plata con baño de oro, aunque también pueden ser de otros metales. Dependiendo del material que elijas, el precio variará, ya que existen considerables diferencias de precio entre ellas.

Entrada Relacionada:   Peinados para bodas

¿Cómo se regalan las arras en una boda?

Normalmente son los hijos de la familia o los hijos de amigos cercanos los que se encargan de llevar las arras al altar. No obstante, y aunque pueda parecer divertido, se recomienda no elegir a un niño muy pequeño para esta tarea, ya que puede sentirse avergonzado o perderse. Si es posible, lo mejor es que tengan entre 5 y 9 años. En cualquier caso, lo mejor es contar con una persona encargada de coordinar la procesión infantil. ¡Y será mejor que ensayen!

Generalmente los niños suelen llevar las arras en pequeñas cestas o bandejas, pero si crees que estas ideas son demasiado habituales, también puedes optar por ponerlas en una caja con flores secas, en un trozo de tronco hueco, en un falso nido. Cualquier idea que se te ocurra puede ser un monedero ideal. Deje volar su imaginación de la misma manera que lo hizo al elegir ideas de decoración de bodas o al pensar en cómo hacer invitaciones de boda caseras.

¿Quién los regala?

Tradicionalmente las arras son un regalo de la madrina de la boda o se heredan de los padres o abuelos, lo que añade un gran valor sentimental a este importante símbolo en la ceremonia nupcial.

¡Llega el gran momento!

Una vez intercambiados los anillos de boda, el sacerdote bendice las arras, el novio las toma y se las entrega a su esposa, quien las recibe con las dos manos abiertas mientras dice “las recibo”. Luego, es la novia quien entrega las arras a su esposo, sellando el compromiso nupcial para asegurar la estabilidad económica de la pareja. Sin duda, uno de los momentos más emotivos de cualquier boda.

Entrada Relacionada:   Mesa de novios

En las bodas civiles, no es el oficiante quien se encarga de entregar las arras, sino la pareja quien las intercambia sin más intervención. En este caso, la frase con la que se entregan las arras es de libre elección. Como los que incluiste en los textos de las invitaciones de boda.

¿Son imprescindibles?

No, en absoluto. De hecho, incluirlos o no en la ceremonia es una elección personal de cada pareja, quienes pueden decidir que quieren canjearlos en el altar, en presencia de sus familiares y amigos, o determinar que no son necesarios y entregarlos. arriba sin ningún problema.

Vídeos de Arras de boda